post __ 2 comments

    Enfrentarnos a un nuevo proyecto de empresa

    Rebeca Zarza / 23 marzo, 2016 / Diseño, Naming

    Huir de la indiferencia

    A lo largo de mis años como diseñadora me he encontrado con muchas empresas consolidadas, emprendedores y personas que tenían una idea de negocio a la que todavía no le habían dado forma. Cuando empiezas un negocio hay una gran oferta de cursos para emprendedores que sin duda son de ayuda para desarrollar qué queremos hacer, qué es un plan empresa, modelos de facturación fiscal, etc. Pero quizá lo que menos te cuentan o no se le da la importancia necesaria es a la Marca, al Naming (o el nombre), y a qué es lo que queremos transmitir con nuestra empresa y cuáles son los pasos a seguir cuando ya tengo la idea clara de mi negocio.

    Por eso quiero compartir con vosotros algunas preguntas que me suelen hacer o pasos a seguir en un proceso de diseño.

    Puedes tener la mejor idea de negocio pero sin un nombre y una imagen de empresa simplemente no existes. El nombre junto a la Identidad Corporativa es la carta de presentación a nuestros clientes. No solo se trata de la marca, sino que todos nuestros atributos y valores tendrán que transmitirse al resto de aplicaciones.

    ¿Entonces qué es lo que necesito?

    Antes de ponerte a trabajar en la parte de diseño, lo más importante es definir tu modelo de negocio. ¿Qué es lo que vas a ofrecer? ¿Va a ser un servicio o un producto? ¿Realmente necesito una tienda física o voy a lanzarme al mundo online? Son pasos que habrás tenido que definir previamente con un análisis exhaustivo y en un estudio de mercado. En muchas ocasiones pensamos que con el simple hecho de tener una página web con productos se van a vender solos. Y claro, no es así.

    Supongamos que toda esa parte ya la tenemos hecha y nuestro nuevo negocio está súper estudiado, ¡va a ser rentable seguro! Hemos invertido en un local, en mobiliario, disponemos del mejor producto. Lo tenemos todo muy pensado. Incluso el nombre del que nos enamoramos hace tiempo porque lo vimos en una película de culto o acaba en arte y nos encanta. Pero resulta que no hemos tenido en cuenta que nos falta una parte muy importante y es el diseño, la Identidad Corporativa. Sí, ese contenedor principal en el que albergar nuestro contenido y nuestra personalidad de empresa.

    Pues bien, intentas comprar un dominio a las bravas y resulta que está siendo utilizado por otra persona y te das cuenta de que el nombre también, y es entonces cuando decides contactar con un estudio de diseño para ver cómo podemos solucionar el problema… Ahora comienza lo bueno.

    Por dónde deberíamos haber empezado y cuáles son los pasos a seguir, a grandes rasgos, para crear una marca.

    El Naming

    Es uno de los procesos más difíciles a la hora de comenzar una Marca. No basta con que un nombre nos parezca “bonito”, hay una serie de pasos importantes para que nuestro nombre sea “el perfecto”. Como profesionales es una de las tareas más difíciles y responsables junto con el diseño de la identidad corporativa. La “suerte” y el “buen gusto”, incluso la creatividad no son herramientas suficientes. Tendremos que definir unas claves estratégicas que nos ayudarán en el proceso.

    El primer paso consiste en analizar tu competencia, qué tipos de nombres están utilizando, cómo están posicionados tanto en la categoría de nuestro producto como en las más cercanas. Nuestro nombre puede ser descriptivo, evocativo, sugerente, abstracto, asociativo…, y descartaremos aquellos modelos que no se adapten a un análisis previo.

    Para tener nuestro nombre “perfecto” elegiremos los que sean más memorables, morfológicamente sencillos, se adapten a nuestra propuesta de valor, hasta quedarnos con “el elegido”.

    Es cierto que una marca va adquiriendo valor con el tiempo y siempre hay excepciones, pero es difícil que perdure si carece de estas características. Por lo tanto en ese proceso deja que te guíen y te asesoren , las cosas hay que hacerlas bien desde el principio.

    Y sobre todo y muy importante con el fin de evitar futuras sorpresas, una vez finalizado el proceso registra tu nombre y tu marca.

    Otro día os cuento un poco más acerca de este proceso y continuaremos desarrollando más puntos sobre las marcas y el valor del diseño para tu empresa.

    Puedes ver un proyecto de Namming y marca que nos ha encantado, desarrollado por Zarza. Se llama La Prohibida, y producen y distribuyen una fruta de temporada que esta buenísima. Detrás de la marca, Montse y Silvia dos emprendedoras majísimas que sabemos que van a dar que hablar y con las que estamos preparando un montón de cosas nuevas.

    LA PROHIBIDA

    ¿Necesitas que te ayudemos en un proyecto a ti también? No dudes en contactarnos.

    ¡Gracias por leernos!

    Rebeca Zarza

    • Trabajar con Rebeca ha sido y sigue siendo maravilloso. Le contamos nuestra idea y la captó a la perfección. Necesitábamos un nombre, una marca en definitiva una imagen.
      En esta primera fase, Rebeca y su equipo nos mostraron los pasos seguidos para dar con 4 nombres que nos dieron a elegir .
      A continuación registramos la marca y compramos los dominios, bajo las instrucciones de Rebeca.
      Y para completar el trabajo decir que cuando presentamos nuestra empresa gusta. Pero gusta más cuando entregamos la tarjeta de visita, pues nuestro nombre e imagen corporativos completan la puesta de valor en nuestro negocio.
      Montse – La Prohibida –

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *